Cronicas de pánico

image

¿Han oído hablar sobre las crisis de pánico? Pues, aunque es un tema muy variado y profundo, les contaré solo lo que he vivido… ¿Cómo?… Sí, lo he vivido.

Comenzó hace muchos años en forma silenciosa. Para mi, lo gatilló algunos problemas emocionales -dignos de una adolescente- que no supe manejar. Siempre que tenia pena, rabia, frustración: la callaba… no se lo contaba a nadie y lo reprimía tanto que por fuera ni se notaba, disfrazándolo con una sonrisa. Así pasaron los años, hasta que una noche comencé con fuertes palpitaciones, sentía que mi corazón se detenía, que no respiraba. Esa sensación de perder la vida es horrible. En el hospital me examinaron, tomaron muestras cardiológicas y nada, nada pasaba y yo me seguía sintiendo mal. Luego el doctor me dió una pastilla y me mandó a la casa, previa conversación con mi padre para que me pusiera mas atención pues había sido una taquicardia nerviosa. Esa parte me causó mucha pena pues mis padres siempre se preocupaban de mi… era yo la que no habría la boca por mucho que me preguntaran. Luego, se fue pasando, de repente me daba la «tontera» -así fue bautizada- y después se iba, con ayuda de algunos fármacos mágicos. Lo terrible llegó el 2008 cuando ya comenzó cada vez mas fuerte, me dolía la cabeza, el estomago, los huesos, los músculos, el corazón, colon… lo puedo resumir en TODO, y todos esos dolores -en mi cabeza- estaban asociados a terribles y mortíferas enfermedades que eran sintomáticas reales, casi todas al mismo tiempo y en diferentes niveles. Así que, con el ánimo de saber cual era el mal que me asechaba, desfilé por todas las especialidades médicas, me hice scanners, resonancias, muestras de todo… hasta endoscopias. No sé cuanto dinero gasté, pero en el minuto – y aun- valieron la pena, pues descartaron cualquier enfermedad grave. Cuando ya no hubo nada en mi cuerpo (o sea: tenia el colesterol de un niño de 2 años, mi peso era perfecto, etc.) decidí buscar medicina alternativa, pues a esas alturas hasta tomar locomoción era horrible -pues me sofocaba en medio del camino, me mareaba y… uff… lo pasé mal- y allí llegué al Biomagnetismo que me hizo excelente, los malestares se pasaron, tenia mas ánimo, dormía mejor (casi siempre los problemas venían en la noche) y al terminar el tratamiento el Doctor -sí, también era médico- me aconsejó ver a un psicólogo pues mis problemas no tenían nada que ver con mi cuerpo… era mi mente que reaccionaba al miedo. Lo de los psicólogos, debo decir que unos no me ayudaron en nada, pero uno en particular me lo dijo concretamente: «Yo no te voy a decir si tienes esto o aquello porque eso de dar etiquetas no me gusta. Tienes miedo y eso es lo que solucionaremos… ¿Te hiciste todos los exámenes habidos y por haber? ¿tienes algo? ¿no? entonces haz una lista de tus preocupaciones. En la primera columna anota todo lo que te duele, en la segunda lo que crees que te pasa, por muy loco que sea, y en la tercera, lo que probablemente te esté pasando en realidad, con hechos reales!

Santo remedio… santo remedio!! luego me pidió andar con mi papelito y cuando me doliera X cosa, mirara para ver que era realmente. Un día anduve con el papel, ya que después lo hacia mental -tengo memoria fotográfica wiiii~- Otra cosa que me ayudó en las noches fue colocar música (algo que me gustara o clásica… que también me gusta para dormir, así despejaba mi mente del miedo y me concentraba en la melodía y ZzzZzZz… Oh! jajajaj como nota curiosa, cuando ya me había acostumbrado y estaba mucho mejor con mis «técnicas», pasó lo del terremoto aquí en Chile, justo en mi región… y se me pasó como por 5 a 7 meses casi completamente! Aunque igual después fui con otra psicóloga que remató mi tratamiento haciendo que ya no necesitara mas sesiones, pues podía manejarlo sin necesidad de ayuda «profesional». Mi perseverancia, apoyo familiar y de pareja (que incluye tolerancia y muuucha paciencia) hicieron el resto.

El 2012 me casé -con el mismo hombre que me ayudó y aguantó los mas terribles momentos de mi vida- y desde entonces he tenido algunas crisis a lo leeeeejos.  Y esa es la historia… me costó muchos años y nerviosismo poder contárselas, pues pensaba que si mi empleador lo leía, quizás no querría recontratarme -y si ese fuera el caso, querido jefe quiero decirle que todo esto me ha servido para ser una persona mas fuerte, tanto mental como físicamente… no me quiebro ante el primer obstáculo, pues sé lo que puedo y no puedo tolerar… jajajajaja. Se que suena a promoción, pero es la verdad… y no discuto que en algún momento me pueda venir un pensamiento atravesado que me haga flaquear (porque HAY momentos así), sobretodo ahora que estoy esperando un bebesaurio/a, pero sé que siempre lo superaré. Y con ese final tan positivo, les advierto que no pueden copiar este texto, porque algún día será parte de mi autobiografía que será Bestseller!… Ñajajajja!! -risa malvada mode on-

Pd: Gracias a todos los que me han apoyado desde el principio y a los que tienen a un familiar que tenga un problema como este… Tolerancia y paciencia… tolerancia y paciencia amigos… Que esto se puede superar.

(Visited 53 times, 1 visits today)

4 Comments

  1. me siento muy identificada con tu historia, a mi me pasaba lo mismo, bueno me sigue pasando pero como tu dices muy a lo lejos, es un tema complicado, pero siempre es importante el apoyo de la familia,pareja, y los mas cercanos.
    un beso 🙂

  2. Al menos tienes amigos y gente que te quiere, está contigo y te apoya. Uno por otra parte, le falta apoyo de la familia y hasta la pareja le ha prestado más apoyo a quien fue un gran amigo y ya no está, y para que decir el resto de los «amigos». Estar en una enorme depresión y cada vez que pides ayuda y no hay nadie al rededor, creo que es mejor opción la muerte, al menos en mi caso.

    • No creo que la mejor opcion sea la muerte. Tambien lo consideré un monton de veces, pero al final quien debe salir adelante eres tu, por ti y por quienes a ti te importan. También está el tema de abrir tu corazón y ver el vaso medio lleno, sonreir por pequeñas cosas y no alimentar la ansiedad (cosa que no es facil, pero se puede lograr) porque el primer paso comienza contigo. Los amigos…esos que no están en tus momentos de triteza o que te tiran negatividad hasta por un cambio de look que no te favorece, en vez de apoyarte y animarte….pues, si no te hacen bien debes alejarte, aunque los quieras mucho. Creeme, me tocó tomar una decisión asi y no es facil, sobretodo si tienes/tenias una conexion linda que se esfumo por nada. Debes rodearte de gente que te ame por quien eres y si esos amigos no vuleven debes pensar que es porque no son para ti.Por ultimo creo que si tu familia y/o tu pareja no te apoya 100% debes sacar fuerza de esas pequeñas y hermosas personitas que viven a tu alrededor, esas personitas que siempre estan ahi y que almenos una vez al dia puedan darte una sonrisa (que incluso pueden ser desde mascotas a desconocidos). Sé que no es facil -para nada- pero tienes la fuerza suficiente para salir, por ti misma si es necesario, de esa oscuridad. Debemos dejar de sobrevivir y comenzar a vivir…

Deja un comentario